jueves, 24 de julio de 2014

La teleasistencia domiciliaria se está implantando en Chile con gran éxito

La teleasistencia domiciliaria es una tecnología relativamente nueva en Chile pero que cuenta con la experiencia previa de varios municipios como Ñuñoa y El Bosque, que la implementaron con excelentes resultados. 

En la comuna de Quillota, en la Región de Valparaíso, en la zona central del país, el servicio de teleasistencia cuenta en la actualidad con 279 usuarios y muy pronto cumplirá los dos años de existencia. Del total de adultos mayores beneficiados con este sistema, el 72% corresponde a mujeres y 28% a hombres, cuyas edades fluctúan entre los 70 y los 85 años mayoritariamente. 

La diferencia con España es que la gran mayoría de los usuarios no viven solos, si no acompañados de otras personas o de la misma edad o que permanecen mucho tiempo fuera del domicilio por lo que es necesario que cuenten con el servicio de teleasistencia ante cualquier emergencia. 

En cuanto al tipo de alertas que recibe el servicio, al igual que en España, la gran mayoría tienen que ver con las llamadas comunicaciones sociales, las personas pulsan el botón para comunicarse con la central, ya sea para pedir una orientación, información o simplemente para conversar con la telefonista. 

Respecto a las emergencias, tienen relación con caídas o con las enfermedades crónicas que padecen la mayoría de estos usuarios. Tras analizar los datos de estos dos años del servicio, representantes de la empresa de Teleasistencia Eulen e institucionales acordaron realizar algunas mejoras en el servicio como ampliar la entrega de información para los usuarios, desarrollar actividades externas con los usuarios e ir aumentando el número de usuarios gradualmente. 

 En Chile la teleasistencia es completamente gratuita. El concurso público para la gestión del servicio fue ganado por la empresa española “Eulen”, que cuenta con más de 20 años de experiencia en España en servicios sociales y sanitarios para las personas mayores.

lunes, 21 de julio de 2014

La importancia de la prevención de las caídas en el hogar entre los usuarios de teleasistencia

caidas-hogar
Según los datos de diferentes estudios, el 80% de los incidentes que pueden sufrir los usuarios de teleasistencia se producen en sus casas. 

Según datos publicados por el Instituto Gerontológico, el 15% de las personas mayores de 65 años, es decir, más de 1,2 millones de personas, sufren caídas en su hogar, mientras el porcentaje de los que sufren accidentes de este tipo se eleva hasta el 25% entre mayores de 70 años y al 45% en el caso de ancianos de 75 o más años. 

Estos percances son una de las principales causas de mortalidad entre las personas de mayor edad. El percance más habitual que puede sufrir en su residencia un usuario de teleasistencia es la caída, de tal forma que las caídas forman el 47 % de los accidentes que sufren las personas mayores de 75 años; y en el 80 % de los casos conllevan la fractura de cadera. 

Aunque la teleasistencia puede ser vital para evitar unas peores consecuencias de la caída, existen dispositivos detectores de caídas que se conectan al terminal de teleasistencia y generan una alarma cuando detectan la caída del usuario, lo mejor suele ser la prevención. Por lo que es muy importante conocer de qué manera se pueden evitar. 

Por eso algunas empresas realizan entre sus usuarios varios talleres para que sus usuarios aprendan a evitar las caídas y lo importante que es comprender la importancia que tiene prestar especial atención a las escaleras; si se encuentran en suelos irregulares o escurridizos, y evitar la mala iluminación, la utilización de alfombras o la acumulación de objetos en lugar de paso. 

En estos talleres como el impartido por Servicios de Teleasistencia se realizan recomendaciones como que el suelo permanezca limpio y seco para evitar resbalones, que se utiliza una iluminación adecuada y similar en toda la casa o la conveniencia de cambiar la bañera por un plato de ducha; tener los utensilios de cocina que más se utilicen al alcance de la mano; o ventilar bien el dormitorio y prestar especial atención a la utilización de braseros y estufas durante el invierno.

lunes, 14 de julio de 2014

Recomendaciones para prevenir los daños derivados de las altas temperaturas

altas temperaturas mayores
Como cada año saltan las alarmas ante la llegada de las altas temperaturas y el efecto negativo que tiene sobre los grupos de riesgo más vulnerables, especialmente las personas mayores o los enfermos crónicos.

Es por eso que los diferentes servicios de teleasistencia toman precauciones y ponen en marcha programas especiales para reforzar el seguimiento de sus usuarios de mayor riesgo, especialmente las personas mayores de más de 80 años con problemas cardiovasculares o respiratorios.

Desde principios de junio hasta mediados de septiembre es recomendable seguir una serie de pautas básicas que no siempre se realizan correctamente y que debemos cumplir y recordar a las personas que tengamos a nuestro cuidado.

Es muy importante beber agua con frecuencia, aunque no se tenga sensación de sed y con independencia de la actividad física que realice.

No hay que abusar de bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que nos pueden hacer perder más líquido corporal.

Hay que prestar estos meses una vigilancia extra a personas mayores o con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.

Intentar permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrescándonos cada vez que lo necesitemos.

Importante, evitar practicar cualquier deporte al aire libre en las horas más calurosas del día que suelen ser de 12.00 a 17.00 horas.

Usar ropa ligera, holgada y que deje transpirar. Y nunca dejar a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).

Y a la hora de comer, hacer comidas ligeras que nos ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

Hay que recalcar que un gran número de mayores de 65 años es hipertenso y toma diuréticos, por lo que se corre más el riesgo de perder agua, tanto por la orina como por la transpiración corporal y es recomendable beber hasta 8 vasos de agua al día para estar perfectamente hidratados.

martes, 8 de julio de 2014

El uso de la tecnología para ayudar a los mayores y los cuidadores

telesalud
La llamada generación del baby boom se acerca a la jubilación y está a punto de impactar en cómo se acercan las personas mayores a la tecnología. Más personas dentro de la llamada tercera edad significa que los canales convencionales de atención pueden no estar tan disponibles para los mayores ya que como resultado del envejecimiento de la población aumentan el costo de la factura sanitaria. 

Por ejemplo, la falta de adherencia terapéutica cuesta en España más de 11.000 millones de euros anuales. Se calcula que más del 50% de los pacientes crónicos no sigue el tratamiento correctamente.

Afortunadamente, la tecnología está aumentando para satisfacer las cambiantes necesidades de cuidado de los mayores en el siglo XXI, ofreciendo nuevas soluciones basadas en la telemedicina para los mayores y sus cuidadores cuando se trata de la vigilancia de la salud.

El concepto de telesalud es un término comodín descrito como el uso de la tecnología e Internet con el fin de gestionar los aspectos del cuidado de la salud de forma remota.

Gracias a los avances de las aplicaciones móviles en los teléfonos inteligentes y la telemonitorización, se puede realizar ahora un seguimiento de los pacientes a distancia e incluso pueden ser manejados desde la comodidad de la casa de la persona mayor. Dicha tecnología puede facilitar la comunicación entre el paciente y el cuidador y mitigar la necesidad de programar citas médicas. 

Gracias a la telemonitorización los profesionales médicos acceden a la información a distancia para hacer el seguimiento de cada paciente. De esto modo, los profesionales son capaces de detectar comportamientos anómalos en su evolución, y actuar antes de que produzca una descompensación que acabe en una consulta en urgencias o una hospitalización.

De acuerdo con un informe publicado por BCC Research, la tele-salud es un segmento en continuo crecimiento, y por ejemplo en Reino Unido se espera una tasa de crecimiento anual del 17.7 por ciento.
Por ejemplo en España, una reciente encuesta indica que las mutuas privadas han empezado a explotar las posibilidades más avanzadas como telemedicina (10%), telemonitorización (5%), telerehabilitación (5%) o el uso de asistencia virtual (5%) aunque los datos son muy bajos indican un cambio en la concienciación de estas empresas por la telemedicina.

Los avances en telemedicina pueden beneficiar tanto a la tercera edad, así como los cuidadores. El potencial de la telemonitorización y la videoconferencia significa que los médicos y proveedores de servicios serán capaces de hablar con los pacientes con mayor regularidad, sin necesidad de programar las citas médicas. La monitorización del paciente desde su domicilio, le evita desplazamientos

Esta tecnología también jugará un papel decisivo en la lucha contra la escasez de recursos provocada por el aumento de la población en edad de jubilación. Aunque el potencial de las consultas a largo plazo a través de la videoconferencia es un avance importante, esta tecnología también puede ofrecer la tercera edad recursos muy valiosos como herramientas de diagnóstico en línea, o la información básica sobre el cuidado de enfermedades crónicas.

Más importante, sin embargo, es la ventaja del estilo de vida que las personas mayores pueden beneficiarse de esta tecnología. 

La telesalud les permite mantener el contacto con sus cuidadores estén donde estén, y añadir servicios como los recordatorios que se puede configurar para asegurarse de que los pacientes recuerdan cosas como los horarios de medicación y programas de tratamiento. De este modo no sólo innovaciones en telesalud permiten a los proveedores para dar una atención más eficaz a sus pacientes, sino que también son una herramienta importante para que los mayores tengan una mayor independencia.

jueves, 3 de julio de 2014

La telemonitorización de los pacientes con EPOC mejoraría su calidad de vida

telemedicina espana
La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, más conocida como EPOC es un trastorno pulmonar que se caracteriza por la existencia de una obstrucción de las vías aéreas generalmente progresiva e irreversible, es una de las principales causas de muerte y discapacidad en todo el mundo y tiene un impacto físico y emocional significativo en las personas que la padecen. 
Según la OMS, actualmente más de 210 millones de personas conviven con la EPOC y se estima que pueda convertirse en la tercera causa de muerte mundial en 2030. Entre un 20% y un 25% de los fumadores desarrollan la enfermedad, pero se desconocen las causas de predisposición al desarrollo, aunque puede que sea un componente multifactorial que incluyan elementos ambientales así como la susceptibilidad individual.
Debido al carácter crónico de la enfermedad y a sus síntomas incapacitantes, la EPOC también puede suponer una carga significativa para los cuidadores además de suponer un importante gasto de recursos para el Sistema Nacional de Salud (SNS). 
En un reciente congreso sobre la enfermedad celebrado en Bilbao se presentó la ponencia "Telemedicina y tecnología móvil para el seguimiento del paciente con EPOC" en el que se puso de manifiesto la importancia para la sostenibilidad del sistema de la telemonitorización mediante dispositivos de telemedicina con la toma diaria de datos de los pacientes con EPOC.
Gracias a la telemedicina se puede detectar de forma precoz las agudizaciones y tratarlas a domicilio, evitando así ingresos hospitalarios. Según diferentes estudios y pruebas realizadas los pacientes en programas de telemedicina muestran una buena adherencia y una satisfacción elevada con los resultados obtenidos en la mejora de su calidad de vida. 
Las agudizaciones de la EPOC afectan gravemente el estado de salud del paciente y el deterioro de su calidad de vida además del fuerte impacto económico que suponen. Para Gonzalo Segrelles, neumólogo y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), la telemonitorización mediante dispositivos de telemedicina disminuye el número de ingresos, mejora el conocimiento de los pacientes sobre su enfermedad, permiten el acceso remoto a las profesionales sanitarios y mejora la asistencia de pacientes complejos, ya que facilitan la interacción entre atención primaria, enfermería y profesionales especializados.

lunes, 30 de junio de 2014

Nuevos usos de la teleasistencia, guarderías y centros escolares

teleasistencia guarderia
La teleasistencia domiciliaria es sin duda un aliado tecnológico perfecto para las personas de avanzada edad ya que pueden seguir residiendo en su entorno habitual y con total autonomía sin el trastorno que pueda suponer a ciertas personas su ingreso en una residencia de ancianos.
Por algo más del 80% de los usuarios actuales de los servicios de teleasistencia son personas de más de 65 años.
Sin embargo, la teleasistencia tiene muchas más utilidades como el uso de la teleasistencia móvil en casos de violencia de género o el uso de la teleasistencia en personas discapacitadas, enfermedades crónicas, guarderías o centros escolares.
El Palencia se ha instalado terminales de teleasistencia en más de 20 guarderías con el mismo funcionamiento que los terminales instalados en las residencias de las personas de avanzada edad pero con pequeñas diferencias, el terminal se instala en la pared a una altura que no puedan acceder los niños. El objetivo es el mismo, cubrir cualquier tipo de emergencia que pueda ocurrir.
En la guardería es la persona a cargo de los niños la que lleva el colgante de teleasistencia y ante cualquier eventualidad se pondría en contacto rápidamente con la central de atención para que se desplacen los servicios de emergencia necesarios para cada caso.

La teleasistencia da mayor confianza al cuidador de los niños que se ve respaldado en todo momento y los padres están más tranquilos. El servicio se interrumpe durante las vacaciones de los niños y volverá a activarse en septiembre.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More